Reyna Celeste Ascencio Ortega
Diputada por la LXIV Legislatura
MÉXICO

Extracto:

Quizá para algunas personas resulte increíble que el derecho de la mujer al voto en México se ejerza a partir de 1955 y más aún, que haya sido decreto de una promesa de campaña del ex Presidente Adolfo Ruíz Cortines.

Hace 65 años que la mujer mexicana es considerada con pleno goce de sus derechos políticos y electorales al establecerse en la Constitución Mexicana; sin embargo, fue 24 años después que México tuvo a la primera gobernadora en el Estado de Colima, Griselda Alvárez.

Sin embargo, pese a los grandes logros en la equidad de derechos entre hombres y mujeres, nos falta mucho por conquistar.

Mi nombre es Celeste Ascencio, nacida en Uruapan, Michoacán, aunque he crecido en Paracho de Verduzco Michoacán, pueblito conocido a nivel nacional e internacional por la elaboración de guitarras artesanales.

Las principales interrogantes que me surgían eran: ¿Por qué la mujer permite que su marido la trate mal? ¿Por qué se queda y no se separa o se va a vivir a otro lado? Y hasta hoy, con 27 años de vida, no encuentro muchas respuestas, porque no quiero juzgar a una hermana mujer y decirle que deje de ser sumisa, que no tenga miedo o que busque ayuda.

Descarga el artículo completo para continuar leyendo…